¡Y vivieron felices por siempre!

Nos enseñaron que en la vida debemos buscar el  «y vivieron felices por siempre».  Pero sólo en cuentos de hadas, se vive así. Nuestra vida tiene altibajos, tiene felicidad y también tristeza. Y eso no la hace menos hermosa o maravillosa que un cuento de hadas. Pues la tristeza y esa clase de sentimientos, que la mayoría de veces rechazamos, son los que nos permiten mostrar una faceta diferente de nosotros, salirnos de nuestra zona de confort, mostrar valentía y hacer cosas que ni creíamos que éramos capaces de hacer

No quiero estar triste

Cuando amanecemos tristes, no simplemente nos atrevemos a vivir esa tristeza, sino que le sumamos la sensación de rechazo, y dado que la tristeza no se va simplemente porque la rechacemos, se suma un mal genio interno por estar así. Y se va volviendo una bola de nieve de sentimientos que nos terminan dominando.

Reír, bailar, saltar, llorar, gritar, luchar, caer, brillar, tropezar… Todo hace parte de nuestra maravillosa vida. Así que con esto quiero hacerte la invitación que no rechaces tu tristeza, simplemente permítete vivirla, expresarla sanamente, y te darás cuenta que la podrás transmutar más fácilmente.

Permítete vivirla y apersónate de ella

Todos tenemos derecho a sentir tristeza, no hay nada de malo en eso. Pues en ocasiones pensamos cosas como: «que no vean que estoy triste», «que no noten que estoy mal»… ¿por qué no? Y tampoco se trata de publicarlo en redes sociales, eso no aportaría nada, tu tristeza es sólo tuya, no se trata de intentar llamar la atención, buscar un consuelo en palabras de otros, o sentirnos víctimas de la situación. Pero si estas triste, permítete sentirlo. Simplemente se trata de ti, apersónate del tema, ten ese entendimiento contigo mismo, y cuídate, date ese tiempo para sanar y expresar lo que necesites. Y de esta forma poder transmutarla y avanzar.

En el video a continuación te doy varios tips que te ayudarán a pasar la página de la tristeza más fácilmente, y también te dejo una meditación que te ayudará a relajar.

 

Espero que este post haya sido útil para ti.

Te mando un abrazo hermosamente grande y una lluvia de bendiciones.

Catalina Gallo