Seguramente si alguien te pregunta quien eres, empezarás por decir tu nombre, edad, lugar en que naciste, que estudiaste y donde trabajas. ¿ De verdad ? y cuéntame qué pasa el día en el que te despiden. ¿ Dejas de ser quien eres?

Eso le pasa a muchas personas, que cuando ya no tienen esa relación, su negocio que solía ser exitoso,  su súper camioneta, o el gran puesto de trabajo como gerente, se siente disminuidas, incompletas, sienten que son menos.  Sienten que ya no pueden hablar con orgullo de si mismas. Y así es.

¿ si ?

¡ Pues claro ! si  pensaban que eran eso y ya no lo tienen, es lógico que se sientan de tal forma.

La cuestión está es en saber quien eres realmente, pero un cargo laboral, una profesión, un carro son simplemente etiquetas o roles, que estás ejerciendo mientras vives esta experiencia humana. Si tu supieras realmente lo maravilloso y grandioso que eres, nada ni nadie podría llegar a hacerte sentir mal ni por un instante.

Entonces si no se trata de un puesto de trabajo, ni el carro, podría decir que ¿ yo valgo por mi conocimiento y mis estudios? Claro ¡ eso nadie me lo puede quitar! ¿ Verdad?

No.  Tampoco se trata de eso.  No te hace ser quien eres una carrera que hayas estudiado, no te hace mas valioso que otra persona el tener estudios o determinado conocimiento. O acaso aquellos que han perdido su memoria en un accidente ¿ dejan de ser quien eran ? no se trata de clases sociales, conocimientos, ni estudios…. no. Simplemente por tu esencia divina. Eres una energía pura y mágica. Eres maravilloso por ser una extensión de Dios. Por ser una expresión de vida. Eres valioso simplemente por existir.

En el momento en el que te sientes igual de valioso manejando un carro chiquito o una camioneta. Trabajando en tu nuevo puesto de venta de empanadas, o como gerente nacional. En ese momento es cuando realmente te habrás dado cuenta de tu valor.

Créeme. Así tal como ya eres. Con tus virtudes y defectos, con tus estudios, edad… eres una persona hermosa! valiosa! eres la máxima expresión de la vida, con miles de oportunidades frente a ti para vivir, sentir y disfrutar.

Entonces tu ¿ Cómo te definirías? ¿Quién eres?

Yo soy energía divina, esencia de amor viviendo una experiencia humana. aprendiendo a vivir, desempeñando diferentes roles que me permiten adquirir diferentes aprendizajes. Roles que vienen y van, pero que no me definen a mi. Simplemente me acompañan por etapas de mi vida y me permiten expresar mi ser de diferentes maneras. Esa soy yo, como lo veo y siento hasta ahora. Pero como la vida se trata de un eterno aprendizaje y descubrimiento, quien sabe lo que piense sobre esta misma pregunta dentro de varios años más. 😀

Espero que este post haya sido útil para ti.

Te mando un abrazo hermosamente grande y una lluvia de bendiciones.

Catalina Gallo