Hablando con mi hermoso yo.

Esa inteligencia divina que hay dentro de nosotros. Esa voz interna que me enseña y guía, en cada momento de mi vida.

¿Debo esforzarme para lograr lo que quiero en mi vida?

Depende de lo que para ti signifique la palabra esfuerzo. Cuando pones todo tu corazón e intención en algo podrías estarte esforzando desde un punto de vista positivo, donde estas dando al universo y abriendo la puerta para recibir también.

Pero cuando estas esforzándote porque quieres algo, y entregas todo de ti sin importar tus prioridades, o lo que tu corazón realmente desee, estás bloqueando la energía pues te estas enfocando en el sacrificio, en lo que debes contenerte o prohibirte para lograr determinada cosa. Esa energía con la que estás conectando es una energía de carencia, una energía de temor, porque piensas que para conseguir algo debes omitir otras cosas de tu vida.

Por ejemplo, si consideras que para conseguir un buen trabajo debes sacrificar tiempo con tu familia, le estás diciendo al universo que no mereces tener abundancia para atraer dinero, y a la vez para atraer bienestar y tiempo de ocio o descanso con tu familia.

No es bueno ni malo, una u otra forma de vivir la vida. Simplemente es la manera como desees vivirla. Es tu decisión.

¿Entonces el sacrificio es malo?

No. Es la intención que pongas en cada acto que haces. Si viene desde el amor, si viene desde la sabiduría. Y no desde tu ego, desde lo que la sociedad indica que deberías hacer, desde el miedo, el temor a no tener a perder o a no lograr algo.

Bien. Creo entonces que mas que palabras de sacrifico, esfuerzo, es simplemente como cada quien lo quiera tomar.

Si, correcto. El lenguaje con el que nos comunicamos es una cosa, pero igualmente se presta para mal interpretaciones. Porque además del significado de cada palabra está la intención y la energía con que hagas cada acción.

¿Que opinas de el dicho a Dios rogando y con el mazo dando?

Precisamente como te dije es el significado que cada quien le quiera dar. Hay que confiar en una energía superior que todo lo puede. Que cuando estamos fuera de nuestro entendimiento, esta energía nos conectará con lo que es nuevamente. Y cuando nos conecte con lo que es será el momento de actuar, de tomar acción para hacer realidad lo que ya existe en otro plano.

También se puede interpretar desde el punto de vista de suplicar, de rogar, de pedir desde el sentimiento de la carencia a Dios, y a la vez luchar, esforzarse, trabajar con el sudor y verlo desde un punto de vista complicado para conseguir las cosas.

Pero como ya te dije. No es mejor una u otra forma de verlo. Cada quien elige lo que es mejor para si mismo. Y para su vida.

Espero que este post haya sido útil para ti.

Te mando un abrazo hermosamente grande y una lluvia de bendiciones.

Catalina Gallo