Cargas pasadas

Y cuando vamos avanzando en la vida, llevamos con nosotros una cantidad de duelos, historias, rabias, rencores, culpas, amores y desamores… experiencias que después de haberlas vivido, y a pesar que no hacen parte de nuestro presente, es como si  lo fueran porque cargamos con cada una de ellas.

Introspección

Entonces es aquí donde debemos buscar adentro de nuestro corazón, y reconocer cuál de estas cargas que traemos valen la pena realmente llevarlas.  Dejarlas a un lado, pero no sin antes haber hecho un análisis, de cuál pudo haber sido el aprendizaje que nos quería dejar la vida, con ella.

Entonces la idea es que después de extraer los aprendizajes para nuestra vida, decidamos soltar. ¿soltar qué? pues esas cargas. y para esto podemos invocar al Arcángel Miguel.

¿Qué debemos hacer entonces?

Cierra tus ojos, estando sentada con la espalda derecha o de pie. Con tu mente o en voz alta, vas a pedirle al Arcángel Miguel, que necesitas su presencia en el lugar donde te encuentras, y vas a visualizar un ángel con unas alas muy grandes, con destellos de luz azul, y en su mano una hermosa espada.

Luego deberás visualizar en tu cuerpo cuerdas que son las que te tienen atada a estas experiencias pasadas, y Miguel con su espada, la va a pasar  alrededor de todo tu cuerpo cortando esas cuerdas, cadenas, hilos… Dejándote totalmente libre.

Si sientes que algún pedazo de hilo o cuerda ha quedado en tu cuerpo, con tus manos quítalo y repite esto cuantas veces sientas necesario.

Esta es una de las mejores maneras de limpiar tu energía de experiencias pasadas. Confía en su poder.

 

Espero que este post haya sido útil para ti.

Te mando un abrazo hermosamente grande y una lluvia de bendiciones.

Catalina Gallo